Preguntando
Lifestyle

¿Preguntando correctamente?

El fruto del conocimiento que adquirimos y el poder de las acciones que tomemos dependerá de que tan buenas sean las preguntas que hacemos.  Alguna vez te has preguntado, ¿Estoy preguntando correctamente? ¿Estoy haciendo las preguntas correctas en mi vida? ¿Estoy haciendo las preguntas correctas en los negocios que vendo? ¿Le estoy preguntando correctamente a Dios las cosas?

Se dice que, mientras un joven llamado Isaac Newton caminaba en una huerta, él vio la caída de una manzana. Cuando vio esto, se preguntó a sí mismo: “Si la manzana cae, ¿también lo hará la Luna?” Esta pregunta puso a Newton en el camino de sus futuros descubrimientos.
Albert Einstein también comenzó por plantearse una simple pregunta: “¿Qué sucedería si yo me montara sobre un rayo de luz?” Fue entonces que comenzó a preparar el escenario para sus teorías de la relatividad especial y general.
Mark ZuckenBerg pensó de una manera igual haciéndose la siguiente pregunta: ¿A través de una pagina web las personas podrían relacionarse más para así conectarnos a través de un Match Up?. Facebook hoy gobierna en el mundo digital.

Si hacer preguntas es tan importante, ¿Por qué no las hacemos frecuentemente? Hoy en la mayoría del mundo se ha perdido este arte. En general las personas están más centradas en tener las «respuestas correctas» que hacer las «preguntas correctas». Vivimos en un mundo tan acelerado cómo lo he expresado en algunos árticulos anteriores que así cómo se nos olvidan muchas cosas, también hacernos preguntas que nos reten a superarnos y abrir muchos paradigmas nuevos. Como dijo Einstein: «Los problemas que tenemos no pueden ser resueltos en el mismo nivel de pensamiento que los ha creado a ellos. En pocas palabras lo que trata de decir Einstein es que a mayor problemas por resolver, mayores deberían ser las preguntas por realizarse para así tener mejores respuestas más adelante.

El gran Phillip C. Plait: “Si un niño te pregunta por qué el cielo es azul, mírale a los ojos y dile: ‘Es debido a los efectos cuánticos que involucran a la dispersión de Rayleigh combinados con la ausencia de receptores de fotones violetas en tus ojos.’” La verdad puede ser desconcertante. Puede tomar algo de trabajo para digerirse. Puede ser contraintuitiva. Puede contradecir prejuicios profundamente arraigados. Puede que no sea acorde con lo que desesperadamente queremos que sea verdad. Pero nuestras preferencias no determinan la verdad.
En conclusión, esto resalta la importancia de alentar a los individuos a descubrir el funcionamiento real del cosmos.

No perdamos ese arte de hacer grandes preguntas, que hoy en día seguramente haciéndolas, podremos aportar para pensar en cosas que puedan generar cambios positivos para el mundo. Activa tu creatividad a través de la formulación de grandes preguntas.

» Nadie que es curioso es tonto. Las personas que no hacen preguntas permancerán ignorantes el resto de sus vidas» – Neil Degrasse  Tyson

Más contenido de  Nayib Narváez:

  1. Amor es el Propósito
  2. Ciberespacio; más allá de la muerte: Redes Sociales.
  3. Disfrutando el proceso de la vida. 

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *