Lifestyle

La gran mentira: ¡No tengo tiempo!

Una de las frases más repetidas en todo el mundo actualmente es: ¡No tengo tiempo! O también: ¡No me alcanza el tiempo!… ¡Espera! Creo que ésta la he escuchado también: ¡El tiempo está pasando más rápido! ¡Si tuviera más tiempo, lo haría! Estas frases son normales en la cotidianidad de todos los seres humanos, y creo que es una de las excusas más grandes que nos hemos podido inventar. En realidad, siempre hay tiempo para hacer las cosas importantes. Lo que pasa es que, si no las hacemos, significa que no son nuestras PRIORIDADES, o no son tan importantes como pensamos.
 
Hoy, a pleno 2017, la tecnología avanza cada vez más rápido y nos brinda muchas herramientas para poner en marcha cuantas cosas queramos hacer. Pero también puede convertirse en algo muy grave si no sabes manejarlas, hasta el punto de llegar a ser consumido y siempre decir ¡No tengo tiempo!
 
Puede ser cierto que eres un hombre o una mujer con muchas ocupaciones, que tienes mucho trabajo, bastantes responsabilidades; es cierto, he visto a muchos así, que en serio tienen bastantes deberes y trabajan por montones. Pero hoy en día se desperdicia bastante tiempo usando las redes sociales, viendo televisión, revisando el celular, el WhatsApp, minutos que podemos dedicar a llamar a quien nunca contactamos; para empezar a planear ese proyecto que tenemos en el corazón, o incluso, para ir escribiendo un libro, si en tal caso lo deseas. Hay que, implemente, ver cuáles son nuestras prioridades y optimizar el tiempo para poder ejecutar nuestras cosas y no sacar la excusa perfecta de decir que ¡El tiempo no me alcanza!… Y ojalá hubiese un poco más de tiempo, pero si no lo sabes aprovechar y lo desperdicias, será igual, dirás lo mismo: Que “no me alcanza” o que “el tiempo está pasando muy rápido”, porque de verdad no avanzas. la idea es hacerse consciente de lo que hacemos con nuestro tiempo y que no nos volvamos esclavos del mismo. Las personas que han hecho grandes obras en el mundo también contaban con el mismo tiempo, pero hicieron la diferencia administrándolo al máximo.
No malgastes el tiempo, aprovéchalo para cosas buenas, para una mejor familia, una mejor sociedad, una mejor versión de ti.

/Nayib Narváez 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *